Situada al suroeste de la provincia de Sevilla y a 14,5 km. de la capital, La Puebla del Río se levanta en el último cerro del Aljarafe a 22 metros sobre el nivel del mar, en la margen derecha del río Guadalquivir, que no solamente determina el nombre de este pueblo, sino que constituye su razón de ser desde sus orígenes. Pues los primeros grupos humanos que se asentaron hacia el 3000 a.c., en lo que entonces eran las orillas del antiguo mar tenían una economía agropecuaria.

Este sistema de subsistencia ha perdurado en el tiempo y le ha dado carta de naturaleza a las distintas civilizaciones que por él han pasado.

A los romanos que la denominaron Massia, a los árabes que la llamaron Alcaria Masia convirtiéndola en puerta de entrada a Sevilla de la mayoría de los víveres; hortalizas, frutas, carne y pescado.

Con los cristianos, además de continuar con sus funciones agropecuarias se convirtió en una fortaleza militar por lo que se llamo La Guardia. Y a la que el Rey Alfonso X le otorgaría una carta-puebla.

Esta carta-puebla, como fuero a sus moradores y que ha sido representada en este conjunto escultórico a la entrada del pueblo, hizo que acabara llamándose La Puebla junto a Coria o de Coria y en el siglo XVIII pasaría a llamarse definitivamente La Puebla del Río.

En sus campos, ya hace mucho tiempo que no existen viñedos, pues sus tierras de marismas, fundamentalmente, dan cobijo al monocultivo del arroz.

Aunque el consumo del Mosto es algo que durante los meses de otoño e invierno esta bastante generalizado en sus bares, tabernas y tascas. Pasear por sus calles, en busca de esos rincones "mostovitas", y entre vasito y vasito asomarse a su extraordinario balcón sobre el Guadalquivir, es un auténtico placer al alcance de todos.


Nosotros hemos tenido la suerte este sábado mañanero de contar con un magnifico anfitrión, el amigo Francisco Cantillana Campos, nuestro querido "Canti" que nos ha enseñado algunos de esos lugares donde degustar el Mosto del Aljarafe.

Como Bar El Garrotá, mas conocido como Casa Pedro, en la C/ Manuel Fernández, 99, también llamada la "Cuesta Colora".

Donde su propietario D. Francisco José Mije López cuenta con 12 bocoy para la elaboración de un estupendo mosto, que sirve acompañado de diferentes tapas entre ellas la típica de esta zona de Carne de Caballo.

La tapa de carne de caballo es muy parecida a la de mojama, es decir es una carne cocida y secada, que con un chorrito de aceite por encima la hace mas jugosa.

Bar El Garrotá es un espacio amplio donde se combina el mostrador como lugar mas de paso, el vasito de mosto o la cervecita y salir "juyendo" como decimos por estas tierras, y unas cuantas mesas para tomar el mosto de forma mas relajada sin tantas prisas y disfrutar de una buena tertulia.

La Puebla del Río, también esta inmersa y rodeada de una singular naturaleza, como el paraje Natural Brazo del Este, Las Reservas Naturales de Cañada de los Pájaros y Dehesa de Abajo y el Parque Natural de Doñana.


En la C/ Sol, 11 donde termina el pueblo y comienzan los arrozales, se encuentra la Bodega La Labranza, regentado por D. Antonio Martín Portillo. Un lugar cargado de esencias vinateras y sabor de pueblo, y para los días de frío cuenta con una agradable chimenea. Aquí el mosto viene de la localidad cercana de Almensilla y puede ser degustado junto a unas tapitas de chacina o unos suculentos "garbanzos con cola de toro".

En La Puebla del Río existen muchas aficiones pero, quizás, dos de ellas sobresalgan de las demas, el flamenco, de aquí fue Antoñita Moreno, "La Niña de la Puebla" y el mundo de los toros, de aquí son los hermanos Peralta y Morante de la Puebla.

En la Peña Taurina que lleva su nombre situada en la C/ Palmar, 36 también se puede disfrutar de un exquisito Mosto.

AYUNTAMIENTO DE LA PUEBLA DEL RÍO

Avda. Blanca Paloma, 2

41130 - LA PUEBLA DEL RÍO

Tlf.: 95 - 577.05.50

Fax: 95 - 577.06.38

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Arriba