Nuestra Ruta del Mosto nos lleva al bello pueblo de Almensilla, situado al suroeste de la provincia de Sevilla, en el limite meridional de la comarca del Aljarafe, muy próxima a la zona de transición con las Marismas. A tan sólo 45 metros de altitud y 15 kilómetros de la capital.

En sus orígenes se trataba de una "alquería" propiedad de Serra-al-mensi, un árabe afincado en la zona y del que al parecer tomó su actual nombre, ya que otros piensan que procede de la palabra "Mensilla", que significa "meseta pequeña" en la lengua romana, y que los árabes le antepusieron el artículo "Al", fusionándose ambas palabras después de la "reconquista".

Almensilla se convirtió durante toda la Edad Media en una aldea perteneciente al vecino pueblo de Palomares del Río, y fue en 1837 cuando se independizó de éste y pasó a constituir su propio ayuntamiento.

En la actualidad es un pujante pueblo del Aljarafe y una zona de expansión urbanística por su cercanía a la capital.


Pasar por sus calles y plazas en busca del vasito de mosto, sobre todo a finales de noviembre y principios de diciembre es un placer para los sentidos, su cielo, sus paredes, sus calles están llenas de policromías apasteladas que nos preparan para saborear su mosto y su gastronomía.

Mosto, que como en muchos pueblos de la comarca aljarafeña quedan pocas bodegas locales que lo elaboren íntegramente; es decir que tengan viñedos propios, que pisen la uva y que este zumo lo conviertan en "Mosto".

Aunque el Aljarafe es una comarca, no cabe duda que cada pueblo que la compone tiene sus singularidades. Esas particularidades zonales (microclima, suelo, cepas) son las que siempre han dado esos matices tan variados y ricos al mosto aljarafeño y que hoy en día cuesta tanto trabajo descubrir.


En Almensilla como en muchos otros pueblos aljarafeños es facíl encontarnos con construcciones que corresponden a lo que antiguamente eran haciendas, es decir edificaciones agrícolas provistas de molinos tanto de aceite como de vino, como La Hacienda de Quinta que se encuentra en pleno casco antiguo del municipio, y se mantiene en muy buen estado. La casa del señorío, con una arquitectura bastante rústica, por lo que se piensa que su última reconstrucción debió realizarse en torno al siglo XVII (la originaria debió ser muy antigua, ya que se han hallado diversas inscripciones visigodas en el suelo). En la parte derecha, se  puede encontrar, en unas magníficas condiciones de conservación, un molino aceitero con sus respectivas tinajas, su torre contrapeso y cinco almenas. 

En estas haciendas se elaboraba el vino que durante los siglos XVI y XVII viajaban a las americas. Por suerte todavía quedan algunos rincones como Bodegas "Antoñin" en la C/ Calvario, 16, también conocida como bodega "La Sacristía", D. Antonio Fernández Márquez, su actual propietario, cuenta aún con unos 80 bocoyes donde elabora un excelente Mosto.

Mosto se que despacha a granel desde la zona de los bocoyes a lugareños y visitantes.  

Bodegas Antoñín cuenta ya con más de 100 años de antigüedad, heredada de su abuelo "Antoñin". En la que además de saborear este rico mosto se puede acompañar con unas exquisitas Migas con jamón y pasas, o un exquisito Capacho de gambas. Sin olvidar otros tipos de guisos como los garbanzos y por supuesto un buen plato de aceitunas aliñadas

Un lugar ideal y acogedor para pasar un buen rato. Tel: 955 76 75 76 y 678 46 83 16


AYUNTAMIENTO 

Plaza de la Iglesia, 2 

Tel: 955 76 70 60 / 71 99 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Fiestas Locales 

Romería en honor a San Diego de Alcalá, el primer domingo de octubre. 

El domingo después del 13 de noviembre se celebra la tradicional "Tosta" en la inmediaciones de la ermita en la que se come tostadas con aceite de oliva y sardinas, acompañadas del Mosto de la tierra.

Arriba