LA MICROBIOLOGÍA EN LA ELABORACIÓN DEL VINO

El principal encuentro nacional de ingeniería y tecnología de alimentos ha reunido a los profesionales de las empresas alimentarias y el mundo de la investigación del 7 al 9 de noviembre en la Universidad de Castilla-La Mancha.

En su VII Edición ha abordado cuestiones claves como: los ingredientes bioactivos y alimentos funcionales; las últimas tecnologías en los procesos de fabricación como las altas presiones, los tratamientos de plasma, los ultrasonidos; o la modelización y procesos alimentarios. Así como la interactuación entre la conservación y envasado; la gestión del proceso de distribución en un mundo globalizado o la sostenibilidad.

El principal encuentro nacional de ingeniería y tecnología de alimentos ha reunido a los profesionales de las empresas alimentarias y el mundo de la investigación, para dar a conocer las últimas tendencias y avances en líneas de investigación y desarrollos industriales en procesos de conservación, transformación, almacenamiento, transporte y comercialización de productos alimenticios.

El objetivo es servir de punto de encuentro y plataforma de debate entre el mundo de la investigación, el entorno industrial, la administración y las empresas generadoras de bienes de equipo, en todos aquellos temas que preocupan hoy a la industria alimentaria como: la sostenibilidad, la calidad y seguridad alimentaria, el diseño y la producción industrial, así como un aspecto fundamental como la alimentación y salud.

En palabras de Sandra Sánchez, responsable del Dpto. de Investigación de Pago Casa del Blanco, «el control y la estabilidad microbiológica en el sector de la alimentación es de vital importancia. Y la mejora de vinos mediante la utilización de levaduras seleccionadas es una tendencia creciente».

El trabajo de investigación se inició con la fermentación espontánea del mosto, y « tras exhaustivos análisis, seleccionamos en la bodega una levadura con buenas cualidades enológicas y adaptadas al entorno ecológico».

OTRAS NOTICIAS DEL VINO Y LA ENOLOGÍA
Arriba