vinos vinodelmes 092020 catadores

Aunque algunas vendimias ya han dado comienzo en el mes de agosto, sin duda alguna, septiembre es el mes de la vendimia por antonomasía.  Según algunas fuentes especializadas del sector España producirá entre 43 y 44 millones de hectolitros de vino en la vendimia 2020, lo que supone una subida entre el 16% y el 18,9% respecto al año pasado (37 millones de hectolitros), todo ello se confirmará según el clima del mes de agosto. 

Las lluvias cuando brotaban las plantas y la ausencia de heladas hacen prever una vendimia 2020 buena en cantidad y en calidad en zonas como Castilla-La Mancha, pero en Cataluña, Extremadura (con 28,5 millones de hectolitros) y otras áreas productoras habrá una reducción respecto a 2019, debido al mildiu que ha afectado a la mitad norte del país, a episodios de granizo y al efecto del calor en el viñedo de secano.

Pero sin duda alguna la caracteristica que va a definir la vendimia de 2020 es la covid - 19, en primer lugar ha hecho aumentar el stok de vinos de la campaña pasada, en segundo lugar la incertidumbre que genera el que aún no se haya eliminado esta pandemía, que sigue entre nosotros,hasta tanto no se descubra la vacuna.

Y esperemos que el número de vendimiadores y vendimiadoras sean suficientes para acomentar está ingente tarea, sin ellos no sería posible contar con la cosecha 2020. Por ellos desde aquí nuestro apoyo y reconocimiento. Y a ellos le dedicamos el vino que recomendamos para este mes de septiembre.

Este vino es un espumoso que degustamos en una de las catas mensuales que realizamos en Apoloybaco. Y fue una grata sorpresa, pues no habiamos catado nunca un espumoso elaborado con las variedades típicas del Txacoli vasco, unas vriedades algo denostadas, aunque en los ultimos años están alcanzando un mas que interesante nivel en este tipo de vino de Euskadi. Bueno al conocer la bodega que lo elaboraba que era Artadi, me predispuso a ser mas complaciente, pues para mi Artadi significa garantia de calidad y vinos de alta expresión.

vinos vinodelmes 092020 botella> Izar- Leku. 2015; Es fruto de un proyecto denominado Izar-Leku Mahastiak, que une a las familias Zapiain & López de Lacalle. De la mano y de la experiencia del viticultor Inaxio Manterola en Zarautz, cultivando 3,75 hectáreas de Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Beltza, con las que elaboraron un vino espumoso partiendo de estas variedades. Fruto de este trabajo nace Izar-Leku, un vino espumoso lleno de energía natural que unido a un largo proceso de crianza en botella genera un vino de gran complejidad aromática y una mineralidad salina atractiva y contundente.

Artadi ha querido dar rienda suelta a su imaginación y elabora este espumoso de txakoli con el método champenoise. Izar-Leku, que en euskera significa "el lugar de las estrellas", es toda una declaración de intenciones: en el corazón de Guipúzcoa pueden hacerse cosas distintas, y sin duda alguna está es una de ellas. Elaborado en este caso con la variedad Hondarrabi Zuri. Esta uva es la base de los vinos vascos conocidos bajo las Denominaciones de Origen Chacolí de Guetaría y de Vizcaya.

La variedad Hondarribi zuri es una variedad blanca, mayoritaria en Guetaría (Guipúzcoa). Aporta a los vinos vivacidad por su característica acidez y aromas a cítricos (pomelo, lima/limón). Tiene racimos de tamaño mediano y compactos. Las bayas son de tamaño pequeño, forma redonda y color dorado. Produce un vino de color amarillo pálido; desprende aromas a cítricos, frutas maduras, hierbas y flores. 

Viñedos en parral asentados en terrenos de laderas orientadas al sureste. Maceración en frío durante 24-48 horas. Prensado muy suave con uvas enteras. Decantación del mosto y fermentación en tanques de acero inoxidable durante 10-12 días a 16ºC de temperatura. Conservación entre 3-8 meses en depósitos inoxidables con sus lías finas y embotellado. En botella se realiza la segunda fermentación. Crianza en rima 30 meses, con sus lías. El primer degüelle se realizó en septiembre de 2018.

Izar-Leku. 2015 muestra unas burbujas finas y continuas, en nariz destaca los cítricos y sutiles notas de hierba fresca y hierbabuena. En boca es amplio jugoso, con volumen y untuosidad, envolvente y cremosa, y con una frescura tremenda que lo equilibra todo. Con 12.5% vol. Y una producción de 13.000 botellas, es un gran espumoso, una vez mas Artadi no me ha decepcionado, al igual que a otros críticos y especialistas en el mundo de los vinos, así el prestigioso Rober Parker le otorgó 93 puntos. 

vinos vinodelmes 092020 bodegaBodegas y viñedos Artadi, se encuentra en la Rioja alavesa, la primera vez que la visite fue en el año 2002, fue entonces todo una experiencia, que marco como debía ser mi paradigma de bodega. Pero en el 2013, tuve otra vez la oportunidad de volver a Laguardia y conocer mas en profundidad el concepto de viticultor y bodeguero de Juan Carlos López Lacalle ( en el centro de la foto visitando Viña Pisón). El inspirador hacia 1985 de Bodega Artadi, que tuvo la audacia de reunir a otros viticultores de la zona bajo un nuevo concepto de cooperativismo. 

Tuvieron que pasar casi diez años, hasta que Juan Carlos, un auténtico visionario, revolucionó los métodos y prácticas vitivinícolas de la zona, que se habían quedado anticuadas y obsoletas, con sus viejos sistemas de elaboración y unas bodegas sobredimensionadas que primaban más la cantidad que la calidad. Y para ello empleó sistemas, métodos y pácticas que había aprendido en sus viajes por otras regiones vinícolas del mundo, eso sí respetando el enterno y una viticultura no agresiva. En el año 1992 se constituye como Sociedad Anónima y en 1996 y 1999 esa misma filosofía les lleva, respectivamente, a proseguir la labor en Navarra (Artazu) y Alicante (El Sequé). Todo ello supone un total de 240 hectáreas propias y controladas en las tres denominaciones de origen. Que de su producción de vinos entre el 80 y 85% son para la exportación. Artadi, que traducido del vasco significa encina

El último proyecto de Artadi nace de la amistad y de la larga cooperación de la familia López de Lacalle con la familia Zapiain. Sus hijos vieron en los vinos de txakolí un buen potencial para elaborar unos espumosos –siguiendo el método champenoise– casi inéditos en la zona. A las variedades tradicionales hondarribi zuri y hondarribi beltza de Guipúzcoa, se les une un terruño singular de arcilla, pizarra y basalto y un clima atlántico que favorece unos vinos vibrantes y con una marcada acidez.

Arriba