vinos vinodelmes 022020 catadoresParece que el nuevo año arranca bien politicamente hablando, con la formación de un nuevo gobierno, después de una situación de claro bloqueo y de una garn incertidumbre política. Bueno y es un gobierno progresista, que viene con ideas frescas y sobre todo con ideas y proyectos que sirvan cuando menos, para recuperar los derechos y las conquistas sociales perdidas con las políticas aplicadas por los gobierno de derechas anteriores. Es la primera vez en estos años de democracia que se da un gobierno de coalición a nivel estatal, una coalición con un marchamo de izuierdas al que desde aquí le deseamos los mayores éxitos y aciertos posibles.

Para ello brindaremos con un extraordinrio vino, que casualidad, también es una coalición entre un experto bodeguero y un excelente cocinero. La unión de Julián Chivite y Juan Mari Arzak ha dado origen a un vino blanco con espiritu de tinto, que os recomendamos para este mes de febrero, amparado bajo la Indicación Geográfica Protegida Vino de la Tierra 3 Riberas, Este es el segundo vino que lanzan al mercado de manera conjunta y que nace de la relación personal y la búsqueda de respuesta a sus inquietudes enogastronómicas.

Este vino lo catamos el grupo de cata de Apoloybaco en junio del año pasado en una de nuestras catas maridadas, en esta ocasión como muestra la foto fue en el Restauranta "La Casapuerta" en la calle San Roque en Sevilla. Un vino que podemos adelántaros realizo una perfecta armonia con el tartar de atún rojo de almadraba, también marido muy bien con unas deliciosas crocquetas caseras Y que obtuvo por los catadores presentes una puntuación de 8,24 puntos sobre 10.

vinos vinodelmes 022020 botella> Chivite Las Fincas 2 garnachas. 2018; De fincas seleccionadas de la zona de Tierra Estella proceden las Garnachas, blanca y tinta, que dan vida a este vino blanco. Un vino joven, parcialmente fermentado en barrica de roble francés elaborado con un 51% Garnacha Tinta, 49% Garnacha Blanca. Variedad de uva blanca originaria del nordeste de la península Ibérica, donde también se cultiva en el sur de Francia. Esta variedad mantiene las características ampelográficas y enológicas de la Garnacha Tinta. Se adapta bien a climas cálidos y secos.

La Garnacha Blanca está elaborada con prensado directo, una mínima maceración en la propia prensa y una cuidadosa extracción a baja presión. La Garnacha Tinta procede de mosto extraído cuidadosamente en el mismo momento del estrujado de la uva, evitando al máximo el contacto con los pigmentos de la piel. Ambas elaboraciones se crían sobre lías durante 5 meses hasta el momento del coupage y posterior embotellado. 

Afirma Julián Chivite, "Comparte un cuidado método de elaboración, en lo fundamental: es un vino fino, con un volumen que ofrece la crianza sobre lías y una excepcional frescura”. Para Juan Mari Arzak, hay dos cosas de este vino que lo hacen sumamente atractivo “la primera que percibimos es la original nariz en la que particulares y discretas notas de fruta roja (granada, cereza) matizan la predominante fruta blanca. Es un blanco delicado, fresco, con un gran equilibrio y muy sutil”.

Para César Muñoz, enólogo de Chivite “la elaboración  de este vino ha sido muy compleja. Si bien es cierto que la no extracción de antocianos de uva tinta que nos puedan dar el más mínimo matiz rosa al vino siempre es un gran desafío, lo más complicado ha sido lograr el equilibrio en boca entre la finura y lo corpóreo que hacen que este sea un vino ligero pero envolvente al mismo tiempo”. 

En línea con la imagen de la gama Chivite Las Fincas, este nuevo vino se presenta la denominada botella joya, pero ésta de color oscuro, casi negro, provocando un juego visual y sorprendiendo al consumir al servir un vino blanco.

Al descorcharla nos encontramos un vino de color color amarillo pajizo con matices verdosos. En nariz muestra aroma a fruta blanca (pera, manzana, níspero) con matices de fruta roja (granada, grosella). Y en boca es muy vivo, equilibrado con sedosidad y muy largo. La redondez, casi opulenta de la Garnacha Blanca; la finura y a cidez de la Garnacha Tinta, y la compleja e inusual nariz del coupage de ambas, hacen de Las Fincas un vino sorprendente.

Un vino que se encuentra en su momento optimo para ser consumido y con una temperatura de servicio de entre 10 y 12ºC. 

vinos vinodelmes 022020 bodegaBodega J. Chivite Family Estates; Es una bodega con firma, la de la familia Chivite, y con historia, una historia que se remonta a 1647 y durante la que once generaciones han defendido un modo de vida vinculado a la tierra y a la vid. Durante este tiempo, la casa Chivite ha crecido, se ha adaptado a las nuevas exigencias del mercado y del consumidor y ha creado una marca que hoy es sinónimo de madurez, elegancia y saber hacer.

Un documento que data del siglo XVII, un préstamo notarial fechado en Agosto de 1647, prueba que la familia Chivite ya poseía entonces viñedos y bodega propios, de considerable tamaño para aquel tiempo. La tradición vinícola ha pasado de generación en generación desde entonces. En 1860, Claudio Chivite aprovechó la oportunidad que brindaba la crisis de los viñedos franceses, causada por el oidium, y comenzó a exportar los vinos de la familia para cubrir la repentina demanda de vino en el norte.

Posteriormente, en el siglo XIX, la casa de la familia Chivite en Cintruénigo se convirtió en casa de postas, o Parador, frecuentada por viajeros y carrozas en ruta hacia Madrid, dando así a conocer el nombre de Chivite en otras regiones y suponiendo un gran impulso para el éxito de la bodega.

En el siglo XX, Julián Chivite Marco, convencido de que el futuro del vino estaría en la calidad, introdujo grandes mejoras en la bodega. Su compromiso por la búsqueda de la calidad se reflejó tanto en sus propios vinos, como en su labor como miembro fundador del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Navarra. Su visión e influencia se vio reconocido en 1992 con la Encomienda de la Orden del Mérito Agrario por el Rey de España, y póstumamente en 1997 también con la Cruz de Carlos III El Noble. Hoy es Julián Chivite López, el mayor de la saga quien dirige este legado.

Arriba