Albert Collins, fue una clara influencia para decenas de guitarristas de blues. Su música, su estilo completamente original, y su capacidad como instrumentista le valieron el apodo de “The Razor Blades”. 

Albert Collins nació el 1º de octubre de 1932 en Leona, Texas. Cuando tenía 7 años su familia se trasladó a Houston, donde creció con sus amigos Johnny “Guitar” Watson y Johnny Copeland. Comenzó en la música tomando clases de teclado, inspirado en su ídolo Jimmy McGriff, pero a la edad de 18 años se cambió a la guitarra gracias a los sonidos de Clarence “Gatemouth” Brown, John Lee Hooker, T-Bone Walker y su primo Lightnin’ Hopkins. Comenzó a tocar en los mismos clubes nocturnos en los que ellos estaban, generando su propio estilo, caracterizado por el uso de afinaciones menores y un capo, incluyendo además el acto de caminar en medio del público mientras tocaba la guitarra, el cual lo hizo muy popular en la década de 1980.

Collins lideró a The Rhythm Rockers, una banda de 10 músicos con la que grabó su primer sencillo en 1958, un tema que se llamó “The Freeze”. En 1962 llegó su mayor éxito con el sencillo, “Frosty”,  con el que llegó a vender un millón de copias. A lo largo de la década de 1960, Collins grabó para algunos sellos pequeños hasta que en 1968 Bob “The Bear” Hite, guitarrista de Canned Heat, fue hasta Texas para convencerlo de trasladarse a California, donde firmó con Imperial Records. Allí consiguió aprovechar que el blues revival todavía estaba en boga para obtener mayor audiencia y abrir conciertos de bandas como The Allman Brothers Band.

Albert Collins tuvo su centro de operaciones en Los Ángeles durante mucho tiempo antes de trasladarse a Las Vegas, a comienzos de la década de 1980. Para Imperial grabó tres discos y pasó a Tumbleweed Records, sello en el que produjo varios sencillos hasta su cierre en 1973. Tras un largo periodo de sequía de grabaciones, en 1977 firmó un contrato que, además de salvarle el pellejo económicamente, le llevó a la popularidad; hablamos del legendario sello del cocodrilo: “Alligator Records”. Además de “Ice Pickin’” y “Cold Snap”, Albert Collins grabó para Alligator Records “Live in Japan”, “Don’t Lose Yout Cool”, “Frozen Alive!”, “Frostbite” y “Showdown”, trabajo realizado al lado de los también guitarristas Robert Cray y Johnny Copeland, que hizo merecedores a los tres artistas de un premio Grammy. Collins fue nominado en 1986 a un gramófono por su disco “Cold Snap”.

En 1989 Albert Collins firmó con Pointblank, una filial de Virgin Records, y presentó “Iceman”, su debut en 1991. En 1993 fue lanzada una compilación llamada “Collins Mix”. Así mismo se presentaron algunos reediciones de sus primeras grabaciones con otras compañías, que le dieron más popularidad al guitarrista quien tuvo también un extenso trabajo como músico de sesión, participando en discos como “Labyrinth” de David Bowie, “Spillane” de John Zorn, “A Question Of Time” de Jack Bruce, “Wake Up Call” de John Mayall, “Blues Summit” de B.B. King, “Shame And A Sin” de Robert Cray y “Super Models In Deep Conversation” de Brandford Marsalis.

Cuando estaba en la cima de su carrera, le sobrevino la muerte al enfermar de cáncer, falleciendo el 24 de noviembre de 1993.

 

 Instrumento:

Guitarra eléctrica

 
 Mis discos de Albert Collins 
Showdown!.  
Alber Collins Apoloybaco  
Arriba