A Manu Dibango, primer músico fallecido por el Covid-19.

350 manu dibangoLa pandemia del coronavirus en todo el planeta, tiene en estado de alarma a toda la humanidad en los cinco continentes. El mundo que conocíamos hasta hace apenas quince días, ha frenado en seco bruscamente y estamos inmersos en una catástrofe de dimensiones sociales, políticas y económicas, que todavía no alcanzamos a vislumbrar.

En España, por centrarnos en lo concreto, ya está provocando un silencioso terremoto en el mundo del arte y la cultura y el seísmo dejará enormes daños a quienes viven de su trabajo creativo. La magnitud dependerá del tiempo que dure la emergencia sanitaria, pero la paralización total de las actividades no esenciales, afectará –ya empiezan a notarse– a la supervivencia de un modelo cultural que ya estaba cogido entre alfileres por los recortes de gobiernos anteriores como consecuencia de la crisis económica de 2008.

Esta pandemia pateará a la cultura de manera significativa, y el mundo del jazz y de sus protagonistas —instrumentistas y cantantes— no es ajeno a todo ello, al contrario. El carácter minoritario de esta música y la falta de recursos de sus protagonistas, les hacen más vulnerable ante esta pandemia del Covid-19. Por eso, en este mes de abril de 2020, nuestro disco del mes va dedicado a todos los artistas y músicos de jazz de España; a los creadores de esta música que a la incertidumbre social y familiar que les provoca la pandemia, el virus les aboca a salir adelante con el menor daño económico y social posible.

Manu Dibango, el músico que traemos en este mes de abril de 2020, ha fallecido recientemente por el Covid-19. Es el primer músico de jazz conocido fallecido por causas asociadas al virus, y tenía 86 años. Emmanuel N'Djoké Dibango (Doula1933-Paris 2020), que así se llamaba realmente Manu Dibango, fue uno de los principales símbolos de la música africana, y era un saxofonista extraordinario. Dibango era considerado el precursor de la música moderna en el continente africano y uno de los músicos más importantes del mundo, cualquiera que fuese su estilo.

A lo largo de su prolífica carrera artística, Manu Dibango hizo gala desde el principio de una sonoridad propia a los saxos que le valió para acercarse con estilo y maestría a varios estilos musicales por encima de fronteras, tiempos y modas. Su virtuosismo no se limitaba a los saxos, dado que también era muy bueno en el vibráfono, los teclados, la percusión, la marimba e incluso tenía excelentes dotes para los arreglos, la composición y el canto. Dibango cruzó el umbral de la fama y se hizo universal, cundo en 1972, apareció publicada en la cara “B” de su single “O Boso”, la canción “Soul Makossa”, una composición de apoyo a la selección nacional de fútbol de Camerún que aquel año iba a participar en la Copa de África y que puso a bailar al mundo entero. Fue el primer gran éxito popular de la música africana de todos los tiempos.

2020 le petit journalEl disco que recomendamos este mes, siguiendo con la idea de proponeros algunos buenos discos de jazz en directo, es el que grabó nuestro protagonista en el que fuese uno de los mejores locales de jazz de la capital francesa: El famoso “Le Petit Journal” de Montparnase, afortunadamente todavía activo desde que en 2017 se transformó en el Jazz Café Montparnase. El álbum recoge la actuación de Manu Dibango al frente de su grupo en aquélla época: Soul Makossa Gangen, una noche de enero de 1996.

Como siempre que hablamos de una grabación en directo, nos gusta contextualizar el escenario donde se grabó el álbum, en este caso el ya citado “Le Petit Journal", un selecto club parisino ubicado en el número 13 de la Rue du Commandant René Mouchotte, en el distrito 14 de París, y cerca de la estación de tren de Montparnase. Fue inaugurado en 1985 por André Damon, un gran aficionado al jazz, y que llevó a su club a algunos de los mejores músicos de jazz de aquella época, entre los que se encontraban, además de nuestro protagonista, a Stéphane Grappelli, Michel Legrand, Michel Petrucciani, Eddie Louis, Sacha Distel, Rhoda Scott, Kenny Clarke, Richard Galiano, Bireli Lagrene, Henri Salvador, The Golden Gate Quartet o Claude Bolling entre otros. En el Petit Journal, cuyo propietario publicó en 2005 un libro titulado: “Mémoires du Petit Journal”, se organizaban cerca de 300 conciertos anuales, tenía una capacidad para 250 personas, y hay testimonio sonoro de su importante actividad en más de treinta discos grabados en vivo en su local, de los que hay que destacar necesariamente algunos de ellos como los celebrados en: 1980-Kenny Clarke Sextet; 1994-Eddie Louis-Michel Petrucciani; 1996-Manu Dibango; 1997-Michel Legrand Big Band, y 2001- Bireli Lagrene.

memories petit journal“Papa Groove” uno de los apodos de Manu Dibango durante su vida, da titulo al disco grabado en 1996 y donde el saxofonista recupera los sonidos ancestrales de la música espiritual africana que dio origen al Gospel, y para ello cuenta con el apoyo y la colaboración de la cantante camerunés, Arbogaste Mbella-Ntone. En el concierto, Manu Dibango recupera algunos de sus mejores temas como "Super Kumba", "África eléctrica", "Senga abele" o la muy espiritual "Morning Glory", y ofrece al público asistente algunas de las mejores dosis de las populares “Brass Band de Nueva Orleans”, las grandes orquestas que solían recorrer a pie la ciudad sureña durante el famoso “Mardi Grass”.

Manu Dibango ha grabado a lo largo de su vida cerca de un centenar de discos en distintos contextos, con diversas formaciones, y con distintos estilos y estéticas, e incluso puso banda sonora a la película “Ceddo”, de su compatriota, el director camerunés Oumana Sembene. Estamos pues ante un artista polifacético, un creador inagotable, y un músico extraordinario. Manu Dibango ha hecho a lo largo de su carrera, música reggae, salsa, funk, hip-hop, jazz, soul, espirituales africanos, y cubanos, versiones afroamericanas de rock y pop, pero siempre teniendo presente la tradición musical de su tierra: Camerún. Entre tan fecunda discografía, hay dos o tres momentos claves que definen ese apego a sus ancestros africanos: la famosa reunión musical promovida por Manu Dibango en Paris para luchar contra la hambruna de Etiopia en 1985 y que dio como resultado la grabación del álbum “Tam Tam Pour L'Ethiopie". En la grabación participaron algunos de los mejores músicos africanos, entre ellos Manu Dibango, Salif Keita, Touré Kunda, y Youssou N’Dour, entre otros grandes artistas que contribuyeron al éxito musical —el disco alcanzó los primeros puestos en las listas de éxitos de mas de una docena de países europeos— y al económico. La recaudación integra, tanto del concierto como de los derechos del disco y su venta, fue donada a tres ONG’s destacadas por su ayuda al tercer mundo: Oxfam, War on Want y Médicos sin Fronteras.

Otro hito importante en la carrera musical de Manu Dibango fue la publicación en 1994 de su obra maestra: el disco “Wakafrica”, un álbum conceptual donde africanos de distintos países, cantan temas de otros africanos en varios idiomas del continente. En el disco, que llegó a presentarse en España en 1995 en el Festival Pirineos Sur de Huesca, se incluyen, además de algunas de las mejores composiciones de Manu Dibango, una estremecedora versión musical de "Biko", una canción que denunciaba el asesinato del activista anti-apartheid, Stephen Biko en Sudáfrica. Y por supuesto, la publicación de la canción “Soul Makossa”, ya comentada anteriormente. Manu Dibango volvió a España para actuar en la sede del Círculo de Bellas Artes de Madrid en 2008. Fue la última vez que visitó nuestro pais.

manu dibango abril 2020Manu Dibango fue además un hombre extraordinario, defensor de los derechos humanos en un continente —África—, especialmente vulnerable en ese terreno; solidario contra las desigualdades sociales, la pobreza y la injusticia allá donde se produzcan, y enormemente comprometido con la solidaridad y el apoyo con quienes más lo necesitan. Por todo ello fue reconocido en vida por diversas instituciones importantes y que tuvieron que ver, de manera colateral, con el desarrollo de su carrera musical. De esta manera, en 1986, el Ministerio de Cultura francés, le concedió la medalla de las Artes y Letras del Gobierno de Francia cuando le encargó elaborar una panorámica sonora del Camerún, desde las formas tribales a los sonidos urbanos. El resultado fue la edición de un triple LP que de forma colectiva traza la línea central de la música de Camerún, y de la que Manu Dibango es uno de sus legítimos protagonistas. En mayo de 2004, Manu Dibango fue nombrado por la UNESCO, “Artista para la Paz” en reconocimiento a su excepcional contribución al desarrollo de las artes, la paz y el diálogo de las culturas en el mundo; en 2010, el gobierno francés, le nombra “Caballero de la Legión de Honor”, la distinción más importante que se concede a un civil en Francia, y en 2016, fue galardonado con el premio “All African Music Legend Award” por el Comité Nacional Africano.

Manu Dibango, en definitiva, ha dejado su huella indeleble en la historia de la música en el mundo, y su muerte cierra un extraordinario capítulo de la historia de la música africana.

Estimados amigos, este es el músico y este es el disco que os proponemos en medio de la zozobra que sufre la humanidad en estos tiempos. Salgan a los balcones a cantar, negaros a que el ingrato, pero necesario confinamiento, os desmoralice; utilicen la música como terapia contra el miedo...y cuídense.

Coda.

Al cierre de este artículo los teletipos nos anuncian también y por la misma causa del Covid-19, el fallecimiento del maestro de la trompeta Wallace Roney. Roney formó parte del selecto grupo de músicos que tuvieron la fortuna de tocar con Miles Davis. Actuó por primera vez en Sevilla en 1992 en el Auditorio de La Cartuja y dentro de los conciertos programados en la Expo'92. El fallecimiento de Miles Davis el año anterior, hizo que Wallace le sustituyera al frente de su quinteto habitual y Wallace tocó aquel día en Sevilla, con la trompeta que le regalo Miles antes de morir.

Que la tierra le sea leve a ambos. D.E.P. 

LOS MÚSICOSLOS INSTRUMENTOSFICHA TÉCNICA
Manu Dibango.Saxos alto y soprano. Voz, arreglos y composición.Sello discográfico: INTERCORD RECORDS.
Jon Handelsman.Saxo Tenor.Fecha de grabación: Enero de 1996.
Alain Hatot.Saxo barítono.Lugar de grabación: Live at Petit Journal Club. (Paris).
Bernard Camoin y Georgi Kornazov.Trombones.Nº de serie: INT 845-272
David Lewis, Fabrice Adam, Peter Thollo Segona y Tito Puentes. Trompetas. Nº de temas: 8
 Willy Nfor.Bajo.Calificación: 4 */2 sobre 5.
Daniel Rallo y Bokilo Jerry Malekani.  Guitarras. 
 Laurent Coatalen.Percusión.  
 Sebastian Obrecth.Cello. 
 Michel Peyratout.Contrabajo. 
Fréderic Gaillardet.Piano y teclados. 
Bertrand Cause, Caroline Damas y Florence Charlin.Violines. 
Kali Bugle.Banjo. 
Félix Sabal-Leco y Thierry Alpino.Baterías. 
Esther Dobong'na, George Sebas, Sophie Parrot y Peter Thollo Segona.  Voces.  

 

OTROS DISCOS RECOMENDADOS DE MANU DIBANGO. 

 

MBOA' SU

POLYSONIK

WAKAFRICA

manu dibango wakafrica

 

BIOGRAFÍA DE MANU DIBANGO

chucho valdes bio

Nacido en Duala (Camerún) en 1933, Manu Dibango es el creador del género musical conocido como "Makossa". Sus múltiples grabaciones y sus giras como saxofonista y compositor por Europa, África y Estados Unidos, marcaron durante décadas la música popular en los tres continentes. Artista muy comprometido con las raíces afroamericanas y sus vertientes musicales, cuando se acerca al jazz, lo hace sin perder sus señas de identidad y entroncando el folklore popular de Camerún con los sonidos ancestrales del blues. Dibango es sin duda alguna uno de los grandes músicos del continente africano, y cuando se acerca al jazz, lo hace además de con respeto, con una calidad excelente.

Sus padres pertenecían a dos etnias opuestas, pero disfrutaban de buena posición. Decidieron enviar a Manu a estudiar a Francia, y éste se estableció en París en 1949, simultaneando los estudios del colegio con los de piano clásico, instrumento en el que pronto destacó como un intérprete calificado. Pese a la ascendencia protestante de sus padres, decidió cambiar el piano por el saxo tras escuchar a Sidney Bechet en una emisora de radio francesa. Tras pasar algún tiempo en Bruselas, volvió a Paris para editar en 1968 editó su primer álbum como solista: Manu Dibango, al que siguieron O boso en 1971 y Soma Coba un año después. La irrupción del soul estadounidense, su propia evolución étnica y el espíritu transgresor y extremadamente creativo que siempre le ha acompañado, le permitieron hacer una mezcla explosiva en 1973, cuando había decidido regresar a Camerún: la del soul norteamericano con el makossa camerunés. El disco, titulado Soul Makossa, fue un éxito instantáneo, y pasó a ser el disco más vendido hasta el momento realizado por cualquier músico africano.

A finales de los años setenta, volvió al continente africano donde dirigió durante un corto periodo de tiempo la orquesta de la televisión estatal de Costa de Marfil y nuevamente regresó a Francia para trabajar en un encargo musical del gobierno francés. Años después grabó en 1992 su obra maestra "Wakafrica", y a partir de ahí su carrerra despegó definitivamente. Conocido humanista y luchador contra las desigualdades sociales, Manu Dibango fue condecorado en 2004 por la UNESCO, como "Artista mundial para la paz" en reconocimiento a su contribución al desarrollo de las artes, de la paz y del diálogo entre las culturas del mundo. La discografía de Manu Dibango es abundante, variada y polirítmica. Dotado de una extraordinaria habilidad para el uso de varios instrumentos, sus discos son seguidos por un público fiel y admirador de su arte.

Temas del disco.

Duración de los temas.

Papa Groove.6,41
Super Kumba.8,17
Talk Talk Show.5,40
Electric Afric / Senga Abelé.6,24
Grazin'  in The Grass.5,17
Sag Warum.6,13
Morning Glory.5,46
Ambiance Tropika.6,54
Arriba