La Biblioteca Nacional Española (BNE) junto a la embajada de Estados Unidos en Madrid, han inaugurado recientemente la exposición denominada “El ruido Alegre del Jazz”. Este evento, que estará abierto al público hasta el próximo 24 de febrero, hace un largo recorrido histórico sobre este movimiento musical que tuvo sus inicios en el país norteamericano a finales del siglo XIX, y sobre todo las influencias que tuvo en España durante la época franquista.

El comisario de este evento, Jorge García, hace gran hincapié en el gran impacto visual y la calidad gráfica de muchas de las piezas que se pueden ver en la exposicioón. Y es que, la exposición, recoge en su interior tanto fotografías, revistas, como libros o periódicos que harán disfrutar al aficionado de jazz en España y también a cualquier aficionado a la música. Esta muestra acoge también todo tipo ilustraciones y noticias que demuestran que el jazz no solo fue un movimiento musical más, sino que también fue una manifestación de la vida urbana moderna para muchos amantes de la música y un simbolo de lucha del afroamericano en los EE.UU.

En el caso de España, la dictadura de Franco truncó en mayor medida el consumo de jazz debido al cierre de fronteras y pérdida de libertades. Sin embargo, el tesón de los aficionados al jazz, hicieron posible que desde finales de los años 60, el jazz estuviera presente en prácticamente todo el territorio español, en ocasiones en locales clandestinos, y desafiando la censura de la época.  Fueron emblemáticos los primeros clubes de jazz abiertos en Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia.

Años más tarde, gracias a la transición democrática española, el jazz recuperó su espacio público en forma de festivales, conciertos, actividades al aire libre y se recuperaron las famosas "jam sessions", una genuina forma de improvisar colectivamente en público sobre la base armónica de una melodía y en la que suelen participar varios músicos al mismo tiempo.

Hoe el jazz en España goza de una magnífica salud creativa a lo largo de todo el marco nacional debido a la gran generación de jóvenes músicos de jazz que surgieron en los conservatorios durante varias décadas. Gracias a ellos, se han podido conservar todo tipo de partituras y carteles que demuestran una vez más, la gran influencia que ha tenido el jazz en nuestro país.

OTRAS NOTICIAS DE JAZZ
Arriba