En Pleno corazón del Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, se encuentra el histórico y bello municipio de Cazalla de la Sierra, y entre sus callejuelas uno de los lugares gastronómicos con mayor enjundia de la localidad, nos referimos a la Bodeguita Granado.

El Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla fue declarado como tal en el año 1989 y ocupa 177.484 ha sobre territorio de los municipios de Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, El Real de la Jara, El Pedroso, La Puebla de los Infantes, Las Navas de la Concepción y San Nicolás del Puerto. Estas sierras forman parte de la Sierra Morena, que recorre más de 400 km de oeste a este y constituye parte de la Reserva de la Biosfera Dehesas de Sierra Morena.

Sierras de lomas suaves, donde predominan las zonas adehesadas de encinas y alcornoque, entremezcladas con bosque mediterráneo y algunos cultivos de olivo y vid. En algunas zonas umbrías y húmedas de los municipios de Constantina y Cazalla, junto a los únicos robles melojos de la provincia, se dan además, castañares para el aprovechamiento de sus varas.

En este entorno lleno de naturaleza, que invita a largos paseos, a la practica del senderismo o simplemente recorrer las calles y plazas de sus serranos pueblos, no podemos ni debemos dejar pasar el disfrute de su gastronomía, como en este caso el que nos ofrece la Bodeguita Granado, situada en la C/ Velardez, 4 de Cazalla de la Sierra.

Su actual propietario Francisco Granado, un cazallero de pro, regenta este singular e ideosincrático bar desde el año 1984, ya que anteriormente estuvo trabajando en una fábrica de aguardientes, no en balde Cazalla de la Sierra presta su nombre a lo que en otros tiempos fue una "Indicación Geográfica de Calidad" especie de denominación de origen, al aguardiente y anisados que se elaboraban en la zona. Dame un "Cazalla" solían pedir los bebedores de este duende de los destilados.

Bodeguita Granado, fue también en tiempos y desde el siglo XIX una destilería, propiedad de D. Rafael del Castillo Grande, aún se conserva en la parte inferior de la puerta que da paso al interior de la barra, una pegatina publicitaria en la que a duras penas, por la negritud de la misma, se puede leer: Fábrica de aguardientes y anisados de vino puro. Cazalla de la Sierra. Rafael del castillo Grande. La enorme producción vinícola que tuvo Cazalla durante los siglos XV y XVI, dio como resultado la destilación de los sobrantes para obtener el alcohol con el que se empezó a fabricar el famoso aguardiente.

Pero quizás el vestigio mas identitario de la funcionalidad de este lugar como fábrica de aguardientes, se encuentre en las tinajas que aún permanecen incrsutadas en las paredes y tabiques de este bar. En este sentido, nos cuenta Francisco Granado que el local tiene dos niveles de altura y es porque debajo del mas alto se encuentran tinajas de 1.000 litros que las descubrió porque cuando fueron tapadas lo hicieron con madera y tierra, la madera se pudrió y aparecieron agujeros que eran las bocas de las tinajas. Así, nos refiere también Francisco que el primer urinario del bar era una tinaja, que se corto y se adecuo para tal fin. Los lugareños cuando se acompañaban de forasteros los llevan al bar, diciéndoles "te traigo a este bar para que mees en una tinaja". Mas tarde tuvieron que quitarla.

Pero hoy en día Bodeguita Granado es un auténtico templo de la gastronomía serrana en general y cazallera en particular. Y como no, destacan los productos que da la tierra; las carnes de caza (venado, jabalí, conejo, perdíz,etc) y las setas en temporada, como la Tana (amanita caesarea), el Tentullo (así llaman en la zona a varios tipos de boletus de gran calidad como el edulis, el pinicola o el aereus). El pinatel (conocido mas comúnmente como níscalo), o también se dan la mayoría de setas de calidad como el pié azul (lepisto nuda) rebozuelos (cantarela cibarius). Pero las mas nombradas en la zona quizás sean las tanas y tentullos y todo ello elaborado con su exquisito aceite de oliva.

Francisco con estas deliciosas materias primas y algunas mas, elabora auténticos platos gourmet, como su Revuelto de Boletus o de espárragos, también de la sierra, sus croquetas de setas y a faltas de ellas, tiene las de puchero. La Caldereta de jabalí o de venado, sencillamente para chuparse los dedos y hacer "barquitos" en la salsa. Y el Lomo de venado plancha con salsa de setas, esta "pá jartarse". Y que decir del Lomo de Jabalí con miel de la Sierra, como decía un compañero mío, para expresar algo fuera de serie: ¡ Ay! o`maita. Y del cerdo? todo lo que se desee, eso sí cerdo ibérico; yo recomiendo las Castañetas, ricas, ricas. Bueno pero tampoco se puede dejar de disfrutar de la chacina y los quesos que proporcionan estas sierras.

Todos estos manjares y algunos mas, quizás menos serranos, pero no por ello, menos sabrosos como sus Mejillones rellenos o su Chipirón y Mero plancha y su adobo, se pueden acompañar de los extraordinarios vinos de Cazalla de la Sierra que elaboran desde el año 2001 la Bodega Colonias de Galeón, en vinos blancos el Ocnos y el Petit Ocnos, en tintos el maceración carbónica, precisamente a partir del 21 de noviembre de cada año se puede disfrutar de este denominado "Vino Nuevo", el Colonias de Galeón tinto roble y el excelente Silente.

Si se desea algo mas suave y ligero el Mosto de Cazalla, elaborado con uvas autóctonas de la zona y de color rosado, es una muy buena alternativa, elaborado por otra bodega de Cazalla; Hacienda El Duende. No faltan tampoco vinos de otras zonas vitivinícolas de España y por supuesto la refrescante cerveza Cruzcampo.

Julián Navarro en el centro de la foto y propietario de las Bodegas Colonias de Galeón hizo de anfitrión en la visita que realizó una delegación de Apoloybaco a este pueblo y a esta ménsula gastronómica que es la Bodeguita Granado.

El local es muy acogedor, un verdadero museo de aperos de labranza y de otras faenas del campo, así como adornos, en este caso cornamentas de venados y sus ya famosas tinajas. Cuando se entra, no necesita uno muchas explicaciones para saber que se encuentra en un bar serrano: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sin duda alguna, para poder conocer mejor las esencias culinarias de la Bodeguita Granado, así como las riquezas naturales, paisajísticas y culturales de Cazalla, es ineludible volver y si es posible hacerlo por mas tiempo. Para ello Bodeguita Granado cuenta también con una Casa Rural, con todo el confort y comodidades de los tiempos presentes, pero con el encanto y la rusticidad que da la Sierra. Casa Rural la Vega. www.lavegadecazalla.com.

Arriba