VINOS CATADOS
Barzen Riesling Spätlese Feinherb 2010. Productor: Weinhaus Alexander Barzen. Denominación de origen: Mosel-Saar-Ruwer (Alemania)
Prinz von Hessen Johannisberg Klaus 2004. Bodega: Weingut Prinz von Hessen. D.O./Zona: Rheingau (Alemania).
Mirto. 2001. Bodega: Ramón Bilbao D.O CA. Rioja
Pintia. 2005. Bodega y Viñedos Pintia en la D.O. Toro.
Oremus Tokaji Cosecha Tardía 2008. Productor: Tokaj-Oremus. Denominación de origen: Tokaj-Hegyalja (Hungría)

 

 

La cata comenzo con dos vinos blancos alemanes: Barzen Riesling Spätlese Feinherb 2010. Presenta un bonito color amarillo verdoso, en nariz destacan los cítricos con toques de fruta tropical. Su paso por boca es elegante, fresco, glicérico y bien equilibrada su acidez. Y el Prinz von Hessen Johannisberg Klaus 2004: Un vino expresivo, aromático, floral, sedoso y una vivaz acidez.El tinto Mirto 2001, elaborado con la variedad Tempranillo. de color rojo picota y ribetes violáceos. En nariz mantenía sus aromas afrutados y toques de sotobosque. En la boca es cremoso y muy redondo, aunque todas sus cualidades, por el tiempo transcurrido, se encuentran ya en declive.

El lugar de celebración de la cata fue en la sede de la Peña Bética "El Clavel", en esta ocasión en su terraza.Los vinos fueron aportado por Antonio Álvarez socio de Apoloybaco y propietario de la cervecería "Casa Julián" y Antonio Gamito, también socio de Apoloybaco.

Otro de los tintos fue Pintia 2005, de la variedad Tinta de Toro. Como siempre este vino no deja indiferente a nadie: De color burdeos, borde cardenalicio y capa alta. Nariz potente y de gran intensidad, destaca su fruta negra, sus especies y el fondo mineral. En boca es estructurado, sedoso, aparece con naturalidad la fruta y tiene un final largo y persistente.La cata finalizó con un vino dulce; el Oremus Tokaji Cosecha Tardía 2008, de la variedad Furmit. De color amarillo dorado de intensa nariz, aromas a piel de naranja, miel y uvas pasa y un toque de almíbar. En boca es fresco, con un ligero toque amargo, pero cremoso, equilibrada acidez y dulzor, con un postgusto prolongado.

Nuestro socio Santiago Alonso, preparó unas viandas para acompañar a los vinos y la Peña Bética aporto quesos y pimientos asados. Amena y agradable cata "apolobaquiana".Sin duda una cata entretenida y variada, pero sobre todo rigurosa desde el punto de vista de aficionados y amantes del mundo de los vinos, como son los socios de Apoloybaco.
Arriba