Cazalla de la Sierra es un bonito pueblo en pleno corazón del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. A Cazalla se la puede conocer por muchos motivos. De Cazalla son personajes como Alonso de Cabrera del siglo XVI, uno de los 11 supervivientes de la expedición de Orellana al Amazonas. Manuel Martín Portilla el denominado "Alcalde de los pobres". Cazallense fue también Manuel Ramos Asensio: Creador del Sevilla Balompié en 1907 junto a un grupo de estudiantes de la Escuela Politécnica de Sevilla. En 1909 el equipo pasa a denominarse "Betis F.C" y en 1914 "Real Betis".

A Cazalla también se la puede conocer por ser uno de los enclaves prehistóricos mas antiguos de la provincia de Sevilla, según los restos arqueológicos encontrados en la denominada Cueva Chica de Santiago, estuvo poblada desde el paleolítico superior, o también porque a principios del siglo XVIII, con la estancia de Felipe V y la celebración de Cortes en Cazalla, esta se convirtió de hecho en la capital del reino.

Pero sin duda alguna a Cazalla se la conoce sobre todo por sus aguardientes y anisados. La enorme producción vinícola que tuvo Cazalla durante los siglos XV y XVI, dio como resultado la destilación de los sobrantes para obtener el alcohol con el que se empezó a fabricar el famoso aguardiente, que a partir de entonces toma el topónimo de esta población "Cazalla". Este producto se sigue fabricando manteniendo y conservando las técnicas y casi las mismas instalaciones que antaño. Derivado de estos anises y aprovechando los frutos que crecen al borde de regajos y en solana se obtiene, por maceración en aguardiente los licores de bruños, ciruelas y, el más afamado Licor de Guindas.

Destilería "El Clavel" fundada en 1896, la marca, las formulas y su actividad comercial, fueron adquiridos en el año 2001 por Alquitaras de Cazalla S.L.Destilerías "El Clavel" continúan elaborando sus anises y licores con métodos tradicionales y artesanales, conservando sus antiguas formulas.

"El Clavel" desde su fundación, ha elaborado el celebre Anís "Cazalla", en sus variedades dulce y seco y el famoso Licor de Guindas maceradas en alcohol.En el interior de sus instalaciones, los aromas del aguardiente y de las hierbas y bayas lo inundan todo, junto a los alambiques que se utilizan para su destilación.

Un grupo de socios de Apoloybaco, estuvo visitando esta destilería, una de las pocas que quedan de las mas de 30 con que contaba Cazalla en los momentos de mayor esplendor.Desde 2007 comercializanr la gama alta con formulas mas antiguas de la fábrica, que hasta ahora no habían salido al mercado, son productos de edición limitada.

José Rogelio, encargado y director de fabricación, nos explicó con sumo detalle el proceso de elaboración.

Fue está una visita muy reconfortante y por supuesto altamente recomendable tanto para aficionados como para el público en general.

 

Arriba